Parálisis cerebral

¿Qué es la parálisis cerebral?

Una lesión en el cerebro

La parálisis cerebral es una discapacidad producida por una lesión en el cerebro que afecta a la movilidad y a la postura de la persona, limitando su actividad. Esta discapacidad puede ir acompañada de una discapacidad sensorial o intelectual en mayor o menor grado, por eso nos referimos a la parálisis cerebral como una pluridiscapacidad.

La definición científica de la parálisis cerebral describe esta discapacidad como “un grupo de trastornos permanentes del desarrollo del movimiento y de la postura, que causan limitaciones en la actividad y que se atribuyen a alteraciones no progresivas ocurridas en el desarrollo del feto o de la primera infancia” (A report: the definition and classification of cerebral palsy).

características-parálisis-cerebral

Algunas CARACTERÍSTICAS de la parálisis cerebral:

  • Discapacidad permanente e inmutable.
  • La lesión también puede afectar a otras funciones, como la atención, la percepción, la memoria, el lenguaje y el razonamiento, en función del tipo, la localización, la amplitud y la disfunción de la lesión neurológica, así como por el momento en que se produce el daño.
  • Además, la lesión interfiere en el desarrollo del Sistema Nervioso Central, por lo que, una vez producido el daño, éste repercute en el proceso madurativo del cerebro y, por tanto, en el desarrollo del niño.

El grado en el que esta discapacidad afecta a cada persona es diferente, y viene determinado por el momento concreto en que se produce el daño; así podemos encontrarnos con personas que conviven con una parálisis cerebral que resulta apenas perceptible, desarrollando una vida totalmente normal, frente a otras que necesitan del apoyo de terceras personas para realizar las tareas más básicas de su vida diaria.

La parálisis cerebral es la causa más frecuente de discapacidad en niños y niñas. Una de cada 500 personas tiene parálisis cerebral.

EFECTOS DE LA PARÁLISIS CEREBRAL

No hay dos personas con parálisis cerebral iguales

efectos-parálisis-cerebral

No hay dos personas con parálisis cerebral  iguales, pues las manifestaciones e intensidad de esta discapacidad puede variar mucho de unos individuos a otros. De esta forma, algunas personas tendrán afectado todo su cuerpo, mientras que otras sólo presentarán alguna  dificultad en el habla, para caminar o para usar las manos. Es decir, que algunas personas vivirán sin prácticamente ninguna manifestación de su discapacidad, mientras que otras requerirán del apoyo de terceras personas para la mayoría de sus tareas diarias.

Para quien tiene esta discapacidad, el inicio de un movimiento a menudo desemboca en otro involuntario, por lo que es habitual desarrollar patrones de movimiento diferentes a los que pueden producir otras alteraciones.

SÍNTOMAS

Parálisis cerebral

sintomas-parálisis-cerebral

Una persona con parálisis cerebral puede tener, en mayor o menor intensidad, alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Discapacidad intelectual: Tiene una incidencia del 50% de los casos. Generalmente asociado a discordancia verbo-espacial.
  • Crisis epilépticas: Se da en un 25-30% de los casos, asociado sobre todo a Hemiplejías o Tetraplejias severas, produciéndose crisis generalizadas o parciales, imposibles de predecir, y con diferentes intensidades. Pueden comenzar a aparecer tanto en la infancia como en la vida adulta, pero en cualquier caso se pueden controlar con medicación.
  • Afecciones de la vista: De todas las afecciones oculares, la más común en personas con parálisis cerebral es el estrabismo (50% de los casos), que puede ser corregido con gafas o mediante operación. Los problemas de ojos más serios no abundan: déficit visual por atrofia óptica, ceguera de origen central, hemianopsia homónima (ceguera en la mitad del campo de visión), pérdida de visión binocular, estrabismo, defectos de refracción o nistagmus (movimiento involuntario de los ojos).
  • Trastornos de la audición: Se dan en un 10-15% de las personas con parálisis cerebral, aunque el porcentaje está bajando ostensiblemente gracias a la prevención de la incompatibilidad feto-materna.
TRATAMIENTOS

Aprendizaje significativo

 APACE forma parte  de uno de los 230 centros especializados en toda España en los que trabajan más de 4.500 profesionales especializados: Centros de Día, Centros Ocupacionales, Centros Especiales de Empleo, Residencias y Pisos Tutelados y Centros de Tratamientos, que prestan servicios de Atención Temprana, Fisioterapia, Comunicación, Lenguaje, Habla y Alimentación, Psicopedagógico, Rehabilitación Neuropsicológica, Psicoterapia, Intervención Social,

tratamientos-parálisis-cerebral-Talavera

La metodología utilizada es la del aprendizaje significativo, en la que la persona es el sujeto activo del proceso. A partir de él y con él se diseñarán los objetivos y se planificarán los contenidos de forma que se ajusten al nivel de desarrollo individual, a las experiencias previas y a los distintos contextos en los que transcurre o habrá de transcurrir su vida, con el fin de garantizar la habilitación funcional. Para esto se utiliza el repertorio de conductas útiles de cada persona, que son las que dirigen su actividad, para promover el desarrollo gradual de la autonomía tanto personal como social.

  • La persona con parálisis cerebral  podrá llevar una vida plena con la atención adecuada, recibiendo tratamientos que le ayuden a mejorar sus movimientos, le estimulen su desarrollo intelectual, le permitan desarrollar el mejor nivel de comunicación posible y que estimulen su relación social.
  • Son cuatro los pilares del tratamiento de la parálisis cerebral: la fisioterapia, la terapia ocupacional, la educación y la logopedia. Hay diferentes técnicas y enfoques en su tratamiento, pero éste sólo será efectivo si viene proporcionado por profesionales cualificados.
  • Con el objetivo de lograr la atención integral de la persona con parálisis cerebral y teniendo en cuenta la especificidad de este tipo de discapacidad (debido al carácter global del trastorno, a la diversidad de ámbitos en los que se manifiesta y a la variedad de consecuencias que pueden aparecer en cada uno de ellos), se plantea el trabajo con las personas con parálisis cerebral como un proceso de construcción en el que tanto la persona, como la familia y los profesionales tienen que tener una actitud activa que contribuya a alcanzar el máximo desarrollo de la persona.
  • En este proceso tenemos en cuenta las distintas necesidades de la persona: sanitarias, educativas, psicológicas, sociales, laborales, etc., y las posibles respuestas en cuanto a servicios más específicos que puedan necesitar.